Es un vino de agricultura ecológica, fermentado en depósito inoxidable y crianza en madres durante 6 meses. Las uvas características de esta DO son la pasa blanca y la Garnacha blanca, que junto con el garbancillo de sus viñas y la proximidad del mar, hacen de este vino blanco, un vino mediterráneo en estado puro.

Nuestro Alella es sedoso y elegante, con una agradable frescura y acidez equilibrada. En nariz encontramos notas de frutas como la pera, el melón maduro y el lichi, con un toque salino que lo hace ideal para acompañar todo tipo de pescado y marisco, pero tampoco lo perderíamos de vista por un momento tanto ‘nuestro’ como el ‘vermut’ acompañado de unos berberechos o almejas. Aconsejamos tomarlo a una temperatura de entre 9-11 grados.